(XVI) ABRIL

Ha vuelto el mes de abril

a deshacer los puntos de sutura

y el manto rocoso de mi superficie lunar

tan llena de cráteres y meteóricas ausencias,

a recordarme que de mi jaula de cristal

no hay salida que valga

y que todos los demás meses

son espectadores de este

y de mí

y de tu falta

y me miran

y se ríen.

 

Ha vuelto el mes de abril

y se me han muerto todas las flores;

en las líneas de mis manos no hay futuros que leer,

en las arrugas de mi vida

se escucha la falta de la tuya.

 

El puto mes de abril

otra vez

recordándome

la presencia de tu ausencia

que somos agua y sed

barro y sangre

que los ríos bajan crecidos

solo si ha llovido

y que las bestias se han comido mi estómago.

 

En mis primaveras mora tu interludio

en mis ojos            hierro acuoso

en tu lino               mis yoes

en tu mármol       mi vida.

 

Mi vida y la tuya

eran la misma

pero el mes de abril

nos partió el alma

en bisilábica dicotomía

de todo nada

vida muerte

amor amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s