(IX) BLANCO

Silencio

es poesía ausente.

 

Es tinta blanca

sobre papel mojado.

 

Silencio

es razón contra coraza.

 

Es el miedo,

el ancla y la frente.

 

Silencio

es mar y quietud.

 

Es innacción,

raíz y tierra frondosa.

 

Silencio

es tu nombre en mi boca.

 

Es ceniza,

recuerdo y herida.

 

Silencio

es bailar en los ojos

de quien ve la cicatriz

y deshace con los dientes

el abismo del costado.

 

Es encontrar el aire

henchido de suspiros

bocas rendidas en lenguas

que acarician palabras.

 

Silencio

es lo que envuelve la niebla

cuando me llueven de las manos

el pensamiento y la flecha

la espina, la carne y el castigo.

 

Silencio

son las sombras

que roban luz

al dolente.

 

Es el instante

que llega tras

el sílbido

de la bala.

 

Silencio es cuando te miro

y mi dolor anida tus ojos

y tus yemas me buscan

y rompen suturas

y cadenas

y olvido el invierno que llevo

escondido en el pecho.

 

Silencio eres tú

y silencio es

todo lo que el silencio

dejó de ser.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s