(XLVII) ALMA

Puedo ser, todavía,

mucho más de lo que te dejo ver.

Puedo ser el pedazo de alma

que te deshaga las costuras.

Si quieres, amor,

puedo ser incluso el alma entera

y vestirte de aire el invierno pasado.

Puedo ser viento y tempestad

y apagar el miedo

que te cuelga de los ojos

cuando enfocas tu iris en el mío.

Puedo ser el tiempo

que te llueve entre las costillas

y secarte a mordiscos

todo el daño

que se te ha escapado de la espalda.

Puedo ser el pulso de tu muñeca.

Puedo ser incluso la sangre

que nos secaron a golpes

cuando decidieron darnos por muertos.

Puedo ser el beso

que llene de verano

el hueco que traes en el pecho.

Puedo ser el silencio

que convierta todo tu ruido en mar.

Puedo ser el ángel

que duerma debajo de tu cama.

Puedo ser el muro

que pongas frente al daño.

Puedo ser el camino

que recorras con los pies descalzos.

Puedo ser la pared

en la que apoyes los huesos cuando te pese la vida.

Puedo ser, todavía,

mucho más de lo que te dejo ver.

Puedo ser

si quieres, amor,

toda la poesía

que nos falta por escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s